Policlínica Pedroñeras - email: policlinicapedroneras@gmail.com
Design ByPete.net
Efectos del ozono en el organismo humano
Oxigenante: El ozono actúa como antioxidante; inmunomodulador (estimula a los glóbulos blancos, lo que aumenta las defensas del organismo ante agresiones externas como las infecciones. A nivel de los glóbulos rojos se incrementa la liberación de oxígeno generando un mayor transporte de oxígeno a las células, mejora la función celular y la circulación en general.

Revitalizante: La ozonoterapia, ha demostrado  ser efectiva en la recuperación funcional de numerosos pacientes afectados por enfermedades degenerativas de diverso tipo, tales como: Demencia senil (vascular y Alzheimer), Accidentes vasculares encefálicos y cardiacos, Neuritis óptica, Glaucoma, Retinitis pigmentosa, Hipoacusia, etc.

Antioxidante (eliminador de radicales libres): Es el único medio, hasta el presente conocido, que es capaz de estimular todas las enzimas celulares antioxidantes que se encargan de eliminar los radicales libres y otros oxidantes peligrosos del organismo (Glutatión peroxidasa, Catalasa, Superóxido ). Es este el medio mas natural y eficaz de lograrlo, puesto que las enzimas son mucho más eficientes que ninguna otra vitamina o sustancia para este fin. Por ello, retarda también los procesos de envejecimiento celular.

Inmunomodulador. El oxígeno-ozono al entrar en la sangre reacciona con los ácidos grasos insaturados convirtiéndolos en ozónidos y luego en peróxidos. El hierro de la sangre actúa como catalítico. Esta reacción hace que la hemoglobina libere oxígeno adicional en el torrente sanguíneo. Según las dosis y formas de aplicación el ozono es capaz de estimular las defensas inmunológicas, tanto celulares, como humorales o bien modula las reacciones inmunológicas exacerbadas.

Regenerador: El ozono  promueve la regeneración de diferentes tipos de tejido, por lo cual resulta de gran utilidad en la cicatrización de lesiones de difícil curación, como ulceras de diverso tipo, o tejidos articulares,  etc.

Antiálgico y antiinflamatorio: En aplicación local actúa neutralizando los mediadores neuroquímicos de la sensación dolorosa, y facilitando la metabolización y eliminación de mediadores inflamatorios como histaminas, quininas, etc. El ozono cura porque mejora el metabolismo en forma integral. Por un lado, la circulación sanguínea mejora en los tejidos afectados. Por otro, el transporte de oxigeno y, por lo tanto el suministro de energía a las áreas inflamadas, es mejorado.

Germicida: El ozono es  un poderoso germicida. Inactiva o elimina todo tipo de microorganismos patógenos, tales como bacterias, hongos y virus. La ozonoterapia se utiliza en pacientes en situaciones crónicas o críticas que hacen peligrar la vida de un paciente, como gangrenas, úlceras etc..,así como también infecciones generalizadas.

Las contraindicaciones son:
A) Intoxicación alcohólica aguda,
B) Infarto cardiaco,
C) Alergias al ozono
D) Embarazo.
E) Hipertiroidismo

Estas contraindicaciones son debido al pequeño aumento de la presión arterial.